En blog

Adquirir una soldadora de aluminio es una excelente opción, ya que este metal es ampliamente usado para fabricar una gran variedad de artículos y estructuras. No obstante, también es conocido entre las industrias que utilizan técnicas de soldadura por ser complicado de trabajar. Esto no significa que sea imposible, ya que, si se tienen algunos conocimientos base y se practica constantemente, puede realizarse. En esta publicación abordaremos por qué es un material tan difícil, además qué técnicas pueden usarse para lograr trabajos duraderos y de calidad.

¿Qué propiedades hacen difícil la soldadura de aluminio?

El aluminio es una materia prima que revolucionó la industria en general, desde los envasados hasta la aeronáutica. Combina tanto resistencia como ligereza, lo que lo vuelve un material perfecto para muchos productos. No obstante, sus beneficios pueden convertirse en dificultades cuando se trata de soldar, especialmente sin conocimientos previos y sin una soldadora de aluminio de calidad. Esto se debe a ciertas propiedades, que enlistaremos a continuación:

  • A diferencia del acero, el aluminio presenta un punto de fusión mucho más bajo.
  • Su conductividad térmica es más alta que la del acero.
  • La combinación de los factores mencionados arriba hace que sea mucho más complicada la quema del metal mientras se aplica la soldadura, especialmente cuando se trabaja con chapas de aluminio.

Soldadora de aluminio

Antorcha para soldadura de aluminio, evita que el hilo se rompa o enrede

  • Otro motivo de preocupación es que el hilo alimentador de aluminio suele ser más blando en comparación con otros metales, lo que hace que se enrede en el alimentador de manera fácil.
  • Por último, el aluminio, al someterse al proceso de soldadura, se vuelve más débil en comparación con el sustrato original.

Ahora que conocen las limitaciones de este material al aplicarse la soldadura, toca hablar de los métodos que permiten trabajar y unir metales de tipo alumínico.

Técnicas usadas para soldar aluminio

Pese a lo complicado que es trabajar con este metal, hay varias técnicas que pueden aplicar, pero deben conocer detalles de ellas para evitar equivocaciones y no arruinar las piezas a unir:

Soldadura TIG

Se trata del método más usado para soldar aluminio. Se conoce también como soldadura por arco de tungsteno con gas y se diferencia de la soldadura MIG porque utiliza un electrodo de tungsteno, aunque también se acompaña por un gas protector. A tales electrodos se les considera como no consumibles, ya que la punta presenta pocos desgastes después de usarse prolongadamente.

Soldadora de aluminio

Aplicación de soldadura TIG en aluminio.

Presenta notables ventajas en comparación con otras técnicas, por ejemplo, es muy limpio el proceso y no se necesitan materiales de relleno de alambre. Los expertos afirman que, al usar este método con aluminio, se obtienen cordones de alta resistencia y ductilidad, además con menor sensibilidad a la corrosión. Sin embargo, presenta un inconveniente: se requiere experiencia para su aplicación. Esto no debe causar desánimo, ya que puede solucionarse con un poco de práctica.

Soldadura MIG

Otra alternativa ampliamente usada para trabajar con este metal es la soldadura MIG, conocida también como soldadura por arco metálico. Tiene algunas semejanzas con el tipo anterior, aunque permite trabajos más sencillos y rápidos a diferencia del TIG. En este caso, trabajar con aluminio es complicado, no obstante, pueden seguirse algunos pasos para realizar uniones como los profesionales.

  • Para minimizar los riesgos de rotura, las piezas deben precalentarse.
  • El método de empuje es el más recomendado para soldar aluminio con MIG. Eviten usar el método de arrastre.
  • La temperatura tiene que ser muy alta y la velocidad de avance muy rápida. Eviten que el sustrato se enfríe, ya que presenta mayor conductividad si está caliente.
  • Entre los gases usados en MIG, el argón es el más usado por su perfil de penetración y limpieza.

Soldadora de aluminio

Soldadura de microalambre en aluminio.

  • Tiene que usarse un alambre con la soldadora de aluminio, que tenga una temperatura de fusión similar a la del material base. La aleación será más fácil de soldar a medida que se acerquen al rango de fusión del metal.
  • El cráter debe rellenarse de manera convexo. Al enfriarse, la forma convexa del cráter compensará las fuerzas de contracción.

Soldadura láser

Si son particulares, probablemente no conozcan este método, ya que se usa en aplicaciones industriales. La añadimos porque permite también trabajar con materiales alumínicos. En esta técnica, se usa un rayo láser como fuente concentrada de calor, lo que brinda soldaduras profundas, estrechas y altamente productivas. Una ventaja notable es que brinda una alta densidad de potencia, que brinda una zona más pequeña afectada por calor, con tasas elevadas de calentamiento y enfriamiento.

Soldadura con soplete

Es una buena técnica para unir piezas alumínicas. Se requiere de un soplete y las respectivas varillas, además de algo de experiencia. Si optan por ella, pueden trabajar con un soplete de butano de baja potencia y varillas de base de zinc o bronce.

Si necesitan una soldadora de arco que opere según MIG u otros equipos para trabajar con aluminio, contacten a los expertos de TSolda. Pidan una cotización al (222) 570 2046.

Publicaciones recientes
Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

contacto contacto Soldadura MIGCortadora de plasma
phone