En blog

Existen diversos métodos de calentamiento por inducción, entre los que resaltan los hornos inductivos. Su llegada permite a las empresas producir en altos volúmenes y, a la vez, disminuir los riesgos para el medio ambiente y la salud del personal. A diferencia de los hornos convencionales que funcionan con gas, los hornos de inducción liberan menos gases, además el proceso de calentamiento es muy limpio, lo que permite cumplir las estrictas normativas de protección medioambiental. Son varias las ventajas que proporcionan.

Calentamiento por inducción

Horno de inducción

Definición y aplicaciones del horno de inducción

Se trata de hornos eléctricos donde el calor es producido mediante la inducción eléctrica de un metal o medio conductivo en un crisol y alrededor de él hay bobinas magnéticas enrolladas. Esta forma de calentar lo vuelve ecológico, lo que es una excelente razón para optar por el calentamiento por inducción mediante hornos.

El calentamiento por inducción de los hornos consiste en un medio de calentamiento o fundición de metales, que usa corrientes eléctricas para calentar los materiales. El calor eléctrico destaca por su eficiencia y limpieza, además es rápido y consistente a lo largo del horno y permite que el calentamiento uniforme de los materiales. Está basado en una bobina manufacturada con un tubo de cobre y a través de ella fluye agua que opera en conjunto con los elementos de calefacción de cobre y es auxiliar en el enfriamiento del horno, según las necesidades de los usuarios.

Con respecto a las dimensiones y forma de la bobina, puede determinarse según la aplicación para la que sean usados los hornos.

Los hornos que calientan por inducción tienen diversas aplicaciones. Son útiles para soldar, fundir, tratar o ajustar por contracción diversos materiales. Con respecto al tratamiento, puede incluir materiales de templado, recocido o endurecimiento. Se usan para soldaduras simples o fuertes, ya sean de bronce, latón, acero o cobre. Es posible que el ajuste por contracción implique el montaje de piezas para fabricaciones precisas. La fundición puede efectuarse con materiales compatibles con el calor inductivo, como cobre, latón, acero y bronce.

Calentamiento por inducción

Soldadura por inducción

Ventajas de los hornos de inducción

Los hornos que encontrarán en nuestro catálogo junto a otros productos maravillosos, como la cortadora de plasma, son rentables y eficientes para fundir metales. Ofrecen varios beneficios, que pueden aprovechar si reemplazan sus viejos equipos por ellos, como:

Bajos costos operativos

Los fabricantes actuales desarrollan tecnologías que optimizan los procesos de función. Los hornos actuales consumen poca energía, lo que implica ahorros económicos, además, mediante la automatización, pueden disminuir la pérdida de metal y los desechos producidos durante el proceso.

Alta eficiencia

Los hornos inductivos tienen una bobina primaria de alto voltaje, que genera frecuencias entre 50 a 10000 Hertz por segundo. De esta manera, la fragua se calienta más rápido y se obtiene una mayor eficiencia térmica, que aumenta el rendimiento e implica menos pérdidas.

Excelente función metalúrgica

En la bobina primaria de alto voltaje puede observarse el principio detrás del calentamiento por inducción. Dicha bobina genera altas corrientes electromagnéticas para calentar y fundir metales. Tanto el metal fundido como el inductor se repelen entre sí, debido a las cargas que elevan el metal fundido en el centro. Se trata de un fenómeno llamado «agitación electromagnética», que brinda uniformidad en la composición de los metales.

Menos pérdidas por oxidación

Los hornos de inducción evitan un problema que reportan muchas industrias metalúrgicas: las pérdidas por quemaduras derivadas de la oxidación de los elementos en el metal. La oxidación en objetos metálicos, como el acero fundido, disminuyen considerablemente, ya que la velocidad de combustión de los metales se reduce por las bajas frecuencias de la bobina. Cabe mencionar que no requieren de electrodos para las fundiciones, elimina las preocupaciones por la adición de carbono y disminuye los residuos generados por el horno.

Calentamiento por inducción

Fundición por inducción

Limpieza operativa

En comparación con los hornos de gas, los ejemplares de inducción poseen un bajo impacto negativo, debido a que generan pocos gases, polvo y humos relacionados con los procesos de fundición. Cabe agregar que son muy limpios, producen poco ruido durante su funcionamiento y garantizan controles óptimos de las emisiones.

Para disfrutar todas las ventajas mencionadas, es importante que adquieran un horno de marca y proporcionado por una empresa con amplia experiencia. Encontrarán en TSolda la mejor opción. Tenemos varios modelos, por ejemplo, el horno LH-100, que funde varios metales, como acero inoxidable, acero al carbón, aluminio, oro, plata, cobre y bronce. Marquen al  (222) 129 3598, (222) 570 2046 para más información sobre este u otros productos, como la soldadora inversora.

Publicaciones recientes
Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

contacto contacto cortadora de plasmaRecirculador de agua