En blog

Usar una soldadora de arco para soldar con electrodo, sin previa preparación, puede causar muchos problemas. Muchas empresas trabajan con prisa con el fin de evitar pérdidas de tiempo, aunque esto deriva en problemas, que pueden obligar a hacer nuevamente el trabajo. Lo mejor es asegurarse que el proceso sea ordenado y tomar las precauciones requeridas.

Hay varias razones para recurrir a la soldadura con electrodo, como su capacidad de trabajar con varios metales, pero deben garantizar óptimas condiciones de trabajo y mantenerse atentos a los detalles del proceso.

Buscar deformaciones y corregirlas

Las roturas suelen presentarse en los materiales a soldar. Tienen que corregirse lo mejor posible y, después, aplicar refuerzos. Eviten que se presenten en el mismo sitio, ya que la reparación será más difícil y tardada. Cuando se presentan deformaciones graves, las correcciones serán muy costosas. En este caso, es preferible cortar la zona con mayores daños y reemplazarlas por un pedazo de material similar. De esta manera, se recuperarán las medidas originales que desean conservarse.

Evitar la pintura al soldar

La pintura es un problema relevante al trabajar con una soldadora de arco. Posee componentes químicos generadores de impurezas, que contaminan el material de aporte al soldar con electrodo. Tener una superficie bien preparada y sin pintura facilitará realizar un buen cordón de soldadura. La mejor forma de preparar el metal es con una radial pequeña, que consiste en una herramienta usada para pulir, lijar y bruñir distintos materiales e, incluso, cortarlos.

Es suficiente con aplicar la radial en la zona a trabajar con la soldadora de arco y unos centímetros más en la longitud del cordón de soldadura. Aplicar este método asegura soldaduras libres de impurezas y, por ende, más resistentes. Será mayor la calidad que obtendrán por una labor que requiere mínimo esfuerzo.

soldadora de arco

Limpieza de las piezas antes de aplicar soldadura de arco

Limpiar y retirar soldadura antigua

Comúnmente, las roturas se presentan en las áreas más débiles de las piezas metálicas, que suelen ser las uniones realizadas con soldadura. Al agrietarse los cordones en las uniones, se vuelven superficies inadecuadas para aplicar otro cordón de soldadura. Esto es algo que muchos soldadores omiten por las prisas y no se percatan que la rotura ocurrirá en el mismo sitio.

Nuevamente, la solución a este problema es usar la radial pequeña. Con su excelente capacidad para lijar podrá limpiarse la soldadura vieja y la superficie estará libre de residuos del cordón antiguo. Usarla es peligroso, ya que hay riesgo de cortes, por tal motivo, sean cuidadosos y utilicen equipo de protección personal. Una vez que la superficie esté limpia, consideren también medidas de seguridad al usar la soldadora.

Elegir los electrodos más convenientes

Recomendamos que tengan varios electrodos para soldar. Cada tipo presenta diferente calidad según el tipo de esfuerzo que soportan. También tienen que ser adecuadas para la soldadura de aluminio o acero que utilizarán. Bastan tres o cuatro tipos de electrodos con diferente aportación para cubrir una gran cantidad de trabajos de soldadura. Algunos servirán para crear cordones más resistentes, otros para puntear las piezas a trabajar. Entre los electrodos que no deben faltar, destacan los de acero inoxidable, que son ideales para piezas con componentes de acero inoxidable.

soldadora de arco

Tipos de electrodo

Usar una buena graduación de intensidad en la soldadora

El diámetro o sección de los electrodos es un factor crucial, ya que determina la intensidad más conveniente para soldar los metales. Otro factor importante es el espesor del material a trabajar, ya que, a medida que sea mayor, se necesitará una intensidad más alta para que ocurra una fusión de calidad en los materiales que serán unidos. Ambas variables deben ajustarse lo mejor posible. Sí garantizan una graduación adecuada, obtendrán óptimos acabados.

Realizar pruebas antes de soldar

Cojan un pedazo de hierro que no utilicen y ajusten gradualmente la intensidad de la soldadura antes de que la utilicen con el material que desean soldar. Si no aplican las pruebas previamente, arruinarán las superficies que se unirán y tendrán que prepararlas y limpiarlas nuevamente. Son estos pequeños detalles los que garantizan soldaduras de alta calidad.

Puntear antes de soldar.

La soldadura es un proceso que produce mucho calor, lo que es importante, ya que facilita su aplicación. No obstante, los materiales que serán unidos sufrirán deformaciones, debido al calor aplicado al soldar. Consideren esto e intenten minimizar las deformaciones causadas por el calor. Una excelente solución es puntear los materiales a unir, ya que proporciona acabados de calidad y mayor resistencia. Antes de aplicar los últimos cordones, recuerden aplicar unos puntos de soldadura.

soldadora de arco

Prueba y punteo en el material antes de soldar

Sigan estos consejos y garantizamos trabajos profesionales y de excelente calidad. Recuerden que también es importante contar con equipo adecuado para soldar. En TSolda encontrarán varios equipos para aplicar la soldadura con electrodo, como la soldadora inversora, además ofrecemos consumibles para garantizar la continuidad de sus procesos. Pidan más información a través de la línea (222) 570 2046 o completen el formulario disponible en nuestro sitio web.

Publicaciones recientes
Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

contacto contacto Cortadora de plasmaPerneadora
phone