En blog, Soldadora de arco, Soldadora inversora, Soldadora MIG

¿Han escuchado hablar de la tecnología IGBT en una soldadora inversora, pero no saben qué es? Básicamente, se trata del tipo de transistores usados en el equipo para soldar, que es el módulo más importante en él. IGBT, siglas en inglés de Insulated Gate Bipolar Transistors (Transistor Bipolar de Puerta Aislada), se refiere a un transistor capaz de operar de manera virtual a cualquier nivel de corriente, lo que vuelve indispensable su conexión en paralelo, con lo que aumenta notoriamente su confiabilidad.

Diferentes procesos con tecnología IGBT

Presenta varias características notables, por ejemplo, fuente de energía de bajo peso, soldadura de mayor calidad, mejor confiabilidad, alta eficiencia energética y, en modelos más sofisticados, se pueden programar los ciclos de soldadura. A continuación, comentaremos las principales ventajas de las soldadoras inversoras.

Las ventajas que ofrece la tecnología IGBT

A diferencia de la soldadora de arco convencional u otros equipos tradicionales con fuente de alimentación a transformador o a generador y alternador, los equipos con tecnología IGBT usan un sistema de fuente conmutada para producir las corrientes eléctricas requeridas para soldar. Esta forma parte de lo que suele conocerse como fuente de energía inverter, que ofrece mejores resultados y aumenta la eficiencia energética, ya que la fuente de alimentación que usa es de estado sólido.

La tecnología IGBT de una soldadora inversora ofrece varios beneficios, como:

Consumo eficiente

Los mejores equipos tradicionales para soldar presentan una eficiencia energética de aproximadamente 60%. Por otra parte, las soldadoras inverter con tecnología IGBT alcanzan eficiencias de hasta el 90%, lo que impacta considerablemente en las facturas de energía.

Transistores IGBT utilizados en soldadoras tipo inverter

Transistores IGBT utilizados en soldadoras tipo inverter

Calidad de la soldadura

El microprocesador permite un excelente control y salida de alta frecuencia de las características del arco en este tipo de soldadura, lo que garantiza su estabilidad y penetración. Brinda también mejor cebado del arco, lo que evita la aparición de problemas en la primera acometida con el electrodo. Además, se eliminan la mayoría de las salpicaduras y se mejora la presentación final de las caras a soldar, debido al control dinámico de la inductancia.

Automatización

Algunos equipos con tecnología IGBT poseen un microprocesador para cargar software especializado para cada método de soldadura, electrodo y tipo de metal. De esta manera, aumenta la calidad de los trabajos y mejora los tiempos de producción hasta niveles difíciles de alcanzar con soldaduras convencionales.

También integran microprocesadores para automatizar completamente el proceso de soldadura, sin importar si usan procesos TIG, MIG, SMAW, entre otros. Pueden programar el equipo por pulsos, de modo que efectúe soldaduras cada determinados milisegundos. De esta manera, hay un óptimo control del estado del electrodo, corriente y tiempos de cada ciclo.

Factor de servicio

La soldadora inversora es capaz de sostener la corriente de soldadura por más tiempo que los equipos convencionales, debido a que se trata de un circuito digital que opera a alta frecuencia y no hay corrientes de Foucault, que son inevitables en fuentes de alimentación. Generalmente, permite trabajar hasta un 60% del tiempo en que el equipo está en operaciones.

Diferentes modos operativos

Al invertir en una soldadura inversora, descubrirán varias cosas que pueden obtener con su uso. Si integra la tecnología IGBT, encontrarán tres modos básicos que ayudan a los usuarios:

Hot start o inicio en caliente

Permite que el electrodo sea cebado de forma sencilla, por tal motivo, no es necesaria la habilidad que demandan los sistemas tradicionales para que el electrodo no se adhiera a las piezas a soldar.

Arco corto

Permite que los operadores trabajen con el electrodo cerca del metal, aprovecha mejor el material de aporte del electrodo y reduce las salpicaduras.

Antistick

Al usar equipos tradicionales, es común que el nuevo electrodo se adhiera a los metales cuando se inician operaciones o se retoma tras un reposo. Debido al electrodo frío, que necesita cierto lapso de permanencia en el arco para llegar a la temperatura de fusión.

 

Otras ventajas

También percibirán los siguientes beneficios con la tecnología IGBT:

  • Al usar el rectificador, hay una mínima caída de voltaje.
  • Permite operaciones más largas.
  • Baja emisión de ruidos.
  • La energía se pierde como calor únicamente en los componentes donde no es ideal el funcionamiento, lo que deriva en consumos eficientes de energía.
  • Su peso es bajo en comparación con tecnologías anteriores.
  • Baja susceptibilidad a las variaciones de tensión en la línea.
  • La tecnología inverter brinda soldaduras continuas y limpias, además elimina el problema de la adhesión del electrodo.

Tanto amperaje como voltaje están limitados sólo por el tamaño y tensión de ruptura. Virtualmente, puede lograrse cualquier amperaje o voltaje de salida.

Transistores IGBT en una soldadora tipo inversor

Transistores IGBT en una soldadora tipo inversor

  • La salida puede modificarse en tiempo real, debido a que es una fuente controlada vía computadora. De esta manera, se crean programas sofisticados de soldadura, lo que permite niveles de automatización imposibles para sistemas tradicionales.

Si desean una soldadora inverter de calidad con tecnología IGBT u otros equipos, como la soldadora MIG, contáctenos. Marquen al (222) 570 2046 para más información o llenen con sus datos nuestro formulario.

Publicaciones recientes
Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

contacto contacto Cortadora de plasmaSoldadura MIG
phone