En blog, Soldadora de aluminio, Soldadora inversora, Soldadora MIG

Usar una soldadora MIG es bastante común en talleres e industrias, debido a su amplia versatilidad y las ventajas que ofrece en comparación con otros procesos de soldadura. Suele utilizarse para unir aceros de bajo y medio contenido de carbono, aunque también se usa para soldar cobre, titanio y magnesio.

Además de las dudas acerca de la elección del gas adecuado para la soldadura MIG, hay una pregunta común entre nuestros clientes: ¿puede soldar aluminio con la soldadura MIG o GMAW? Es una pregunta razonable, ya que el aluminio es uno de los metales más difíciles de trabajar para cualquier proceso de soldadura. En el caso de la técnica MIG, la respuesta es: sí.

Pese a los desafíos que impone este metal, desde los inicios de la soldadura MIG o GMAW, es decir, en la década de 1940, se realizaron aplicaciones exitosas en magnos proyectos donde el aluminio y sus aleaciones eran un elemento común. Sin embargo, es importante considerar algunos factores para que los trabajos sean exitosos y eviten desperdicios de material o reprocesamientos. Si quieren conocer más detalles, sigan con esta lectura.

¿Qué considerar para trabajos de calidad en aluminio con soldadura MIG?

La soldadura GMAW, al aplicarse con una soldadora MIG de calidad, ofrece los mismos beneficios que la soldadura GTAW al aplicarse sobre piezas de aluminio, por ejemplo, permite trabajar en cualquier posición, aunque depende según el equipo usado. Los usuarios también pueden soldar distintos espesores, sin dejar problemas en la apariencia, además brinda una alta tasa de deposición.

Si bien es un proceso de soldadura recomendado para trabajar sobre aluminio, es importante que los usuarios consideren algunos factores, que mencionaremos a continuación:

Equipo de soldar

Muchos creen que se necesita equipo especializado para trabajar con aluminio, no obstante, se trata de un mito. Es posible usar una fuente convencional, aunque deben ajustarse los parámetros de forma adecuada y cambiarse ciertos accesorios, por ejemplo, para trabajar adecuadamente deben usarse rodillos de tracción en U, que se diseñan para el aluminio y evita que los alambres se trocen. Otro elemento que los expertos recomiendan cambiar al usar la soldadora MIG es la guaya o guía. Es preferible usar una de fibra de carbono o de teflón.

Ahora bien, el aluminio destaca por ser muy blando y fácil de doblar, por lo que es importante reemplazar la guaya.

Transferencias

Se trata del medio por el que se desprende el alambre para caer en la pieza y, de esta manera, producir una transferencia de metal. Los expertos recomiendan usar la transferencia por arco pulsado para trabajar sobre aluminio. Este tipo de transferencia consiste en una combinación del arco spray y el arco corto. Así, se asegura el control de la salpicadura y de la entrada de calor. Es importante que esas tecnologías estén integradas al equipo para lograr tal transferencia.

Gas de protección

Es obligatorio usar gases inertes para este tipo de aplicación, ya sea helio o argón, aunque este último es el más usado, debido a que es más asequible. Si lo que desean es trabajar sobre espesores gruesos, recomendamos usar el helio como gas protector o una combinación de ambos gases en la soldadora de aluminio. De esta manera, el proceso será seguro y las uniones tendrán buena apariencia.

Metal de aporte

Este es indispensable en el proceso de soldadura, por tal motivo, es importante conocer el tipo de aluminio que será soldado. Con respecto a las aleaciones más comunes, destacan el aluminio magnesio tipo 5356 y el aluminio silicio tipo 4043. Teniendo esta clasificación de materiales como referencia, de esa misma forma se hallan los aportes. Los expertos sugieren usar diámetros gruesos en caso de que el proceso se efectúe con sistemas convencionales. Si utilizan antorchas tipo push pull o spot gun, pueden emplear alambres menos gruesos.

Preparación del material base

La soldadura de aluminio puede considerarse como un proceso de cirugía metálica, por tal motivo, la limpieza es un aspecto crucial. Es importante recordar la remoción total de las impurezas en el sustrato, ya sean pinturas, óxido, aceite, humedad, partículas de polvo, entre otras. Usen alcohol, agua o acetona para tales casos y froten con un trapo limpio.

Técnica de aplicación

Usen parámetros adecuados para soldar el aluminio adecuadamente según la posición a soldar y el espesor del material. Usen la técnica de aplicación de empuje. De esta forma, evitan que se produzcan manchas oscuras de ausencia de protección. Una buena aplicación de soldadura aluminio es posible con transferencias de arco pulsado, debido a que controlan el arco, lo que genera un cordón de alta eficiencia y calidad.

Sigan estas recomendaciones y garantizamos que superarán los desafíos que conlleva soldar aluminio. En caso de requerir un equipo adecuado para trabajar con este metal, contacten a los expertos de TSolda. Contamos con la soldadora inversora e insumos de calidad. Si desean conocer más detalles, contáctennos al (222) 570 2046 o completen nuestro formulario.

Publicaciones recientes
Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

contacto contacto cortadora de plasmasoldadora inversora
phone