En blog, Cortadora de plasma, Cortadora de plasma CNC, Enfriadores chiller, Recirculador de agua, Soldadora de aluminio, Soldadora de arco, Soldadora de microalambre

 

Si usarán una soldadora inversora de gran capacidad para aplicar la soldadura TIG, obtendrán cordones estéticos y de gran calidad. La buena apariencia de los trabajos de soldadura no depende únicamente de la elección de electrodos de tungsteno adecuados para el trabajo, sino de sus características físicas durante su uso. Una de ellas es el afilado. La manera en que el electrodo se afila influye considerablemente en el cordón de soldadura.

 

Pero ¿por qué es importante el afilado de este accesorio básico para las antorchas de los equipos inversores que permiten aplicar TIG sobre aluminio y otros materiales? Para que despliegue correctamente sus efectos y por otras razones que mencionaremos en esta publicación.

 

Electrodos de tungstenoElectrodos de tungsteno

 

Problemas con un mal afilado del electrodo de la soldadora inversora

 

Durante sus trabajos de soldadura con la soldadora inversora quizá se hayan percatado que el arco se muestra inestable o enciende de forma incorrecta. Si tras configurar el equipo, revisar sus ajustes y conexiones y cumplir con todos los requisitos para realizar la soldadura TIG aún presentan el problema, probablemente se pregunten acerca de la causa.

 

Algunos pensarán que se trata de un suministro inadecuado del gas, no obstante, vale la pena echarle un vistazo al electrodo antes de hacer cualquier afirmación. Cuando este se encuentra desafilado y con signos de desgaste y porosidad, es probable que sea la causa. Una vez detectado el problema, es probable que inicien nuevamente el proceso y se percate que el problema aún no se ha solucionado; probablemente por un mal afilado. Es crucial hacerlo con equipo adecuado, como el afilado de electrodos de tungsteno que ponemos a su alcance.

 

¿Por qué es importante afilar los electrodos?

 

Los electrodos de tungsteno que pueden usarse en una soldadora inversora para aplicar TIG son considerados como no consumibles, no obstante, tras un periodo de utilización, se modifican sus propiedades que proceden de su forma y activadores o elementos de dopaje.

 

Los activadores que más se ofrecen en el mercado son los de óxidos de torio, zirconio, cerio y lantano. Entre sus funciones, destaca la emisión sencilla de electrodos del electrodo de tungsteno, debido a que ello implica una mayor cantidad de energía en el arco y trabajos de soldadura rápidos y eficientes.

 

Ahora bien, los electrodos de la soldadura TIG se calientan hasta 3,000 °C durante su utilización, especialmente en la punta, por tal motivo, se rebasa el punto de fusión del tungsteno. Las altas temperaturas conllevan una mayor eliminación de material, aunque igual implican una buena emisión de los electrones. Los óxidos o activadores agregados facilitan una reducción de la temperatura necesaria para las emisiones, evitando que el electrodo se deteriore rápidamente.

 

A medida que aumenta la utilización del electrodo de la soldadora de arco TIG, hay una mayor emisión de los actuadores o elementos de dopaje, causando inestabilidad en el arco o encendidos inadecuados del electrodo. Igualmente, es posible reconocer esto, ya que aumenta la porosidad de la punta del electrodo (especialmente, poros abiertos). Si desean que el componente de tungsteno tenga una mayor vida útil, es importante conocer la evaporación lenta del elemento de dopaje en su punta.

 

Por medio de la evaporación o el lavado de los activadores de dopaje, habrá una difusión más lenta del dopaje del núcleo del electrodo hacia la punta. Lo más conveniente es adquirir electrodos de tungsteno que tengan óxidos diseñados para retenerse por más tiempo. Un ejemplo de ello son los electrodos con la adición de tierras raras, que son bastante estables en comparación con los ejemplares con óxido de cerio cuya evaporación es mucho más rápida.

 

Desgaste en la punta del electrodo

 

La implementación de un electrodo de soldadura adecuada incrementará los niveles de satisfacción de su taller y permite que el pulido del electrodo se realice a intervalos más amplios, lo que es bastante cómodo para plantas con grandes volúmenes de trabajo.

 

Hay un fenómeno que igual puede observarse en el electrodo de tungsteno: la formación de corona. Es probable que, durante sus operaciones, hayan atestiguado los numerosos picos pequeños que se forman en la punta afilada. Algunas personas suponen que se relaciona con las propiedades del tungsteno, no obstante, va más allá de ello. En realidad, se trata del efecto de la oxidación con oxígeno, sublimación, el tránsito de estado sólido a estado gaseoso y la disociación ulterior (es decir, la partición del compuesto químico en varias moléculas) del óxido.

 

Afilado con el afilador de tungstenos

 

Los problemas anteriores es posible retirarlos sin inconvenientes si se afilan adecuadamente los electrodos de tungsteno, impactando así en la calidad de los trabajos de soldadura. En TSOLDA contamos con un afilador de electrodos de este tipo de velocidad variable, hasta 28000 revoluciones por minuto y a precio competitivo. Igualmente, ofrecemos consumibles para aplicar la soldadura TIG o utilizar la soldadora MIG.

Soliciten una cotización o más información a nuestros expertos a través de la línea (222) 570 2046 o completen con sus datos el formulario disponible en nuestro sitio web.

 

Publicaciones recientes
Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

contacto contacto cortadora-de-plasma
phone