En blog, Cortadora de plasma, Soldadora de aluminio, Soldadora de arco, Soldadora inversora, Soldadora MIG

Actualmente, hay una amplia variedad de procesos para la unión de piezas metálicas, entre las que destaca la electrosoldadura o soldadura por resistencia. Su aplicación requiere una tecnología especial conocida como punteadora, que se utiliza en muchas industrias, especialmente donde se requieren producciones continuas y en grandes cantidades.

La soldadura por resistencia destaca por sus trabajos efectivos y eficientes y por ser muy veloz. Brinda uniones de calidad, aunque ello no significa que no se requieren las inspecciones de las soldaduras. Muchas personas creen que se trata de un proceso único, no obstante, comprende varios tipos y cada uno se recomienda para diferentes aplicaciones. A continuación, mencionaremos sus variantes para que determinen cuál es la más conveniente para su aplicación.

Características y ventajas de la electrosoldadura

Otro nombre que recibe es «unión por presión» y consiste en la unión de dos piezas mediante un proceso termoeléctrico, que implica la exposición del metal al calor. La punteadora genera una corriente eléctrica que eleva la temperatura para que el metal se derrita y se aplica presión en ambas piezas para que se unan permanentemente.

A diferencia de otros métodos de soldadura, como la soldadura MIG que es muy estimada en muchos talleres, la unión no requiere aportación material de aportación. En el proceso, la máquina utiliza unos electrodos para presionar las piezas metálicas a unir, de modo que exista un óptimo contacto eléctrico. Hay varias razones por las que esta soldadura es tan utilizada, por ejemplo, para la fabricación en masa de mallas electrosoldadas:

  • Brinda excelente conectividad.
  • Los resultados finales son homogéneos y sin astillas.
  • Trabajos de alta dureza y vida útil.
  • Excelente eficiencia productiva.
  • Calidad reproducible, lo que lo vuelve un método fiable.
  • Nivel continuo de resistencia durante la soldadura.

Electrosoldadora manual de 16Kva

 

¿Qué tipos de electrosoldaduras existen?

Hay seis tipos de soldaduras por resistencia que describiremos a continuación:

Soldadura por puntos

Este tipo está basado en una combinación de tiempo, presión e intensidad. El equipo usado funciona bien como una soldadora para aluminio, aunque se aplica principalmente en acero. Su aplicación es la más complicada de la lista, debido a que los electrodos son los que aplican la presión de forma constante y en los diferentes ciclos. Estos se usan para metales finos, ya sea chapas metálicas o láminas. Esta variante se divide en los siguientes cuatro subtipos:  soldadura por puntos unilateral, bilateral, individuales y múltiples.

Soldadura por resistencia por costura

Consiste en una adaptación del tipo anterior, aunque, en vez de usar electrodos, dispone de rodillos para aplicar la presión. Las costuras son el resultado de series constantes de uniones, lo que resulta en trabajo muy rápido.

Electrosoldadura por chispa

Destaca por el calor que proporciona la corriente eléctrica para lograr la soldadura de forma simultánea. Se trata de un método usado en sectores que requieren altas producciones. Presenta varias ventajas, por ejemplo, uniones de excelente calidad a ritmos que se adecuan a las altas demandas. Una limitación es el alto precio de la maquinaria requerida, que es muy voluminosa y compleja, aunque se amortiza rápidamente.

 

Soldadura por chispa

 

Soldadura por proyecciones o resaltes

Este método disminuye la densidad de corriente y vuelve más larga la superficie de contacto, lo que aumenta la vida útil del electrodo. Es ampliamente utilizado para unir piezas de gran grosor de forma eficaz. Aquí entran los conceptos de islas de masa térmica reducida o protuberancias, que son formas eficaces para garantizar el equilibrio térmico, que es indispensable en casos de soldaduras por puntos complicados, donde las piezas a unir tienen una diferencia de tamaño de 5:1.

Debido a que brinda proyecciones sobre las superficies metálicas a unir, es posible concentrar tanto las corrientes como fuerzas a usar en un espacio de proyección pequeño, lo que produce calor en esa zona requerida para soldar.

Electrosoldadura de cobre esmaltado o hilo aislado

La unión de componentes electrónicos o de cables aislados requiere la remoción del aislamiento, lo que es posible mediante procesos mecánicos, químicos o térmicos. Este proceso ofrece varios beneficios, por ejemplo, las soldaduras son susceptibles a supervisiones de calidad y basta con una operación para formar la cinta y eliminar el aislamiento. A ello se debe que es un método de unión ampliamente usado en la industria de la automatización.

Soldadura de resistencia a tope

Se trata de un proceso basado en la fusión mediante el calentamiento de dos piezas con espesor y diámetro similares. Se utilizan dos mordazas a través de las que es transmitida la corriente. Esto aumenta la temperatura a un nivel ideal para realizar las uniones. Las mordazas poseen unas mandíbulas, que es importante enfriar si se realiza este tipo de electrosoldadura. Igualmente, el calentamiento de las áreas se puede realizar con gas para, posteriormente, aplicar presión. A esta variante se le conoce como soldadura a tope con gas.

 

Soldadura por resistencia

 

Si aplicarán cualquiera de los métodos enlistados y requieren una electrosoldadora, acérquense a los expertos de TSolda. Ofrecemos otros equipos de soldadura de excelente calidad, como la soldadora inversora. Pidan más información al (222) 5702 046 o completen nuestro formulario con sus datos.

 

 

Publicaciones recientes
Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

contacto contacto cortadora de plasma
phone