En blog, Cortadora de plasma, Cortadora de plasma CNC, Soldadora inversora

La cortadora de plasma es una de las tecnologías de corte más usadas en talleres e industrias, debido a las ventajas que ofrece en comparación con otros métodos, como el oxicorte. Su funcionamiento se basa en la elevación de la temperatura del material a cortar, lo que se hace de manera localizada y por arriba de los 200 °C, lo que hace que el gas usado se transforme en el cuarto estado de la materia: el plasma.

La mayor ventaja que ofrece una cortadora de plasma es el bajo riesgo de deformaciones de los materiales, lo que se debe a la comparación calorífica del área de corte. Es una tecnología asequible y que requiere menos inversiones durante su uso, además permite utilizar distintos tipos de gases. Permite cortar piezas en grandes cantidades, aunque no aplica para piezas pequeñas, debido a que las altas temperaturas pueden deformarlas. También es una opción moderna capaz de aplicarse en cualquier material metálico conductor, aunque se usa ampliamente para cortar acero inoxidable, estructura y metales no férricos.

Hay varios componentes y consumibles notables en una cortadora de plasma, electrodo, anillo difusor, tapa de retención, boquilla y antorcha. Esta última es crucial en el proceso, aunque también es una herramienta de corte seria y, como tal, debe usarse adecuadamente. Funcionan mediante la producción del plasma causado por la inyección del gas protector en un arco eléctrico. De esta manera, el chorro puede usarse para cortes altamente precisos en metales.

Las antorchas de plasma operan a temperaturas muy altas y, si a ello se suman los riesgos de electrocución y el uso de gases peligrosos, vuelven indispensable la aplicación de medidas de seguridad al operar la cortadora de plasma. Recomendamos ampliamente leer el manual de usuario de la antorcha que usen y considerar las advertencias antes de usarla y es importante reconocer los distintos riesgos que pueden presentarse al usarla, que mencionaremos a continuación.

Riesgo de fuego

Una antorcha de plasma genera un chorro supera los 25,000 °C. Si el operador del equipo tiene contacto con el chorro de plasma, ocurrirán quemaduras serias y el tejido puede cortarse fácilmente. Por ningún motivo, alguna parte del cuerpo debe tener contacto con la antorcha de plasma mientras el equipo está en operaciones ni tocarse la pieza sobre la que se trabaja, especialmente cerca de la zona de corte, ya que pueden ocurrir quemaduras.

Al usar la antorcha para cortar piezas metálicas, esta produce altas cantidades de metal caliente y chispas, que, al tener contacto con la ropa u otros objetos inflamables dentro de la zona de corte, pueden causar un incendio. Recomendamos ampliamente utilizar ropa aislada y resistente a las llamas y acondicionar la zona de trabajo para que esté libre de riesgos.

Riesgos para los ojos

El chorro de plasma tiene un efecto secundario: la generación de altas cantidades de radiación visible y ultravioleta, que pueden dañar los ojos. Estos últimos también pueden lesionarse por el metal caliente y las chispas liberadas, por lo que deben usar una máscara adecuada y protección para los ojos al usar las antorchas de la cortadora de plasma. Los manuales de usuario detallan cuál es la protección recomendada para el tipo de antorcha que usan.

Riesgos para el sistema respiratorio

El corte de metal con antorchas de plasma produce gases peligrosos, por lo que el personal debe usar equipo respiratorio adecuado y, en ninguna circunstancia, debe inhalar esos gases. En caso de hacer revisiones en las piezas mientras son trabajadas con la cortadora de plasma CNC, deben mirarse desde un costado y no por encima. De esta manera, se reducirá la exposición a los gases.

Asegúrense de que la zona de corte tenga buena ventilación. Al trabajar con una antorcha de plasma, se recomienda usarla en un área abierta al exterior o contar con una campana de ventilación. Las máscaras respiratorias u otros equipos también pueden requerirse.

Riesgos de choques eléctricos

Las antorchas operan mediante altos voltajes. Sus componentes se encuentran “vivos” a medida que se alimentan de la electricidad. Tener contacto con los elementos expuestos puede causar electrocuciones fatales, por tal motivo, no deben tocarse las partes de la antorcha mientras operan, a menos que sean el gatillo y asa. Inclusive, al interrumpir el suministro de energía, no deben tocarse los componentes expuestos.

El personal debe usar ropa aislante y guantes. También se recomiendan las alfombras aisladas y asegurar una buena conexión a tierra. Igualmente, la pieza a cortar debe estar conectada a tierra. Para más información sobre riesgos eléctricos según el modelo de antorcha, deben revisarse los manuales.

Seguridad general

El personal bajo la influencia de drogas no debe usar el equipo. Si no tiene experiencia en este tipo de herramientas, solicitan el respaldo de expertos y pidan capacitación antes de improvisar. Recuerden que las cortadoras de plasma son muy peligrosas y usarlas indebidamente conlleva riesgos de lesiones y muerte.

Si necesitan esta tecnología de corte, sus consumibles u otros equipos, como la soldadora inversora. Contacten a los expertos de TSolda al (222) 570 2046 o llenen nuestro formulario para más información.

Publicaciones recientes
Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

contacto contacto soldadora inversora
phone