En blog

Muchos consideran al plasma como el cuarto estado de la materia. Al añadir energía en un gas, accede a un estado de ionización que le proporciona altas características de conducción eléctrica y térmica. Hace cinco décadas se encontró un ámbito de aplicación relevante: el corte de metales, lo que dio origen a la cortadora de plasma actual.

En aquellos tiempos, se pensó que el gas vuelto plasma podría restringirse mediante un agujero pequeño, conocido actualmente como boquilla, para establecer un arco en el electrodo acompañado del polo negativo (la boquilla) y el polo positivo (la chapa por cortar). De esta manera, se produce un arco con propiedades térmicas particulares, que permite llegar hasta los 30,000 °C en el centro. Considerando que el gas de aporte accede a cierta presión, también puede alejar el material fundente y así asentar las bases del plasma para cortar.

Cortadora de plasma

Tipos de cortadoras de plasma

Actualmente, la principal aplicación del plasma está en el corte mecánico con dos gases: un gas de protección (que realiza una inertización ante la atmósfera) y un gas plasma (usado para cortar). Es así como la cortadora de plasma ofrece cortes de calidad.  Ahora bien, hay varios tipos de plasma que se agrupan en dos clasificaciones: plasmas por aplicación o por proceso de corte. Hablemos de ellas a continuación.

Tipos de plasma por aplicación

Destacan los siguientes tipos:

Plasma estándar

Se trata de un derivado del plasma manual para corte mecanizado, que funciona solo con un gas: el usado para cortar. Sus aplicaciones son limitadas y se utiliza poco, debido a que solo corta chapas de bajo espesor.

Plasma dual

Actualmente, es la tecnología más utilizada. Una cortadora de plasma que funciona con este tipo usa un gas para corte y otro que puede ser el mismo y funciona como elemento protector. Ofrece varias ventajas, entre las que destaca la mejora de la calidad y velocidades de corte (entre 10% y 15%) en algunos metales, especialmente acero al carbono.

Posee aplicaciones relevantes respecto a la calidad de corte al trabajar con aluminio y acero inoxidable. Permite la combinación entre plasmas de protección, de corte y gases protectores, lo que aumenta los valores de productividad.

Bajo el agua

Es una tecnología bastante extendida y aplicada. Una cortadora de plasma que opere según este tipo se usa mucho en centros donde se requieren altas intensidades de corriente o donde hay posibilidades de contaminación, luz, ruido e, inclusive, efectos derivados del aporte de calor.

Cortadora de plasma

Corte con plasma bajo el agua

Aplicaciones especiales

Actualmente, existen plasmas diseñados para puntos específicos, por ejemplo, las tecnologías de corte de alta definición o para obtener una mayor calidad por encima de otros aspectos, como la productividad. Aquí cobra importancia la elección del gas. Deben combinarse las tecnologías, consumibles e, incluso, fuentes de potencia.

Tipos de plasma por proceso o tecnología

En esta clasificación, los gases tienen como apellido el gas de corte que lo produce. Se trata de los siguientes:

Plasma por aire

Consiste en un tipo genérico. Destaca por ser el gas más asequible, aunque presenta una calidad baja o mediana. Tiene un problema relevante: el aporte es gratuito, por tal motivo, tiene que revisarse detalladamente su proceso de introducción y garantizar que se encuentre limpio y libre de partículas de humedad, polvo y aceite. Si esto se omite, aumentará considerablemente el gasto de consumibles, de modo que lo ahorrado en gases se pierde en la compra de consumibles.

Cortadora de plasma

Corte con plasma

El aire es usado para cortar acero al carbono, aunque, en algunos casos, para trabajar con aluminio o acero inoxidable.

Plasma por oxígeno

El oxígeno es el principal gas para cortar acero al carbono con resultados de la más alta calidad. Al usar oxígeno en la cortadora de plasma, se obtienen notables ventajas, por ejemplo, deja superficies de corte muy limpias y mínimas rebabas y los ángulos de las superficies trabajadas son pequeñas. Presenta un ligero problema: el campo de corte está limitado a 300 A, lo que conlleva un corte máximo entre 25 y 30 mm.

Plasma por nitrógeno

El corte con nitrógeno se recomienda para cortar acero al carbono, específicamente, a partir de los 30 mm. Se aplica también para el acero inoxidable y el aluminio. Hay un problema al usar este gas en la cortadora de plasma CNC para trabajar acero al carbono cuando hay futuras soldaduras, debido a que causan nitruración. Si el elemento a cortar será sometido a un proceso posterior al corte, debe analizarse bien la combinación de gases necesaria.

Cortadora de plasma

Los cortes con nitrógeno también ofrecen piezas de alta calidad con acero inoxidable de aluminio. La mejor combinación para este metal es el H35, que se refiere a una mezcla estándar al 35% de carbón e hidrógeno. Permite cortes limpios, de alta calidad y deja las superficies brillantes.

Si desean un equipo de corte de plasma u otros, como la soldadora inversora, contacten a los expertos de TSolda. Ofrecemos también los consumibles necesarios y brindamos asesorías para que encuentren la solución específica para su caso. Soliciten más información al (222) 570 2046 o completen el formulario disponible en nuestro sitio web.

Publicaciones recientes
Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

contacto contacto Cortadora de plasmaSoldadora MIG
phone